Las mascotas en Navidad

Mascotas en Navidad En Navidad y durante las fiestas de fin de año, todo sucede muy rápido, entre los preparativos, los festejos y las prisas de último momento podemos descuidar a importantes miembros de la familia, nuestras queridas mascotas. Para las mascotas, esta época del año no es la más agradable, porque entre todo el movimiento y el bullicio propio de las fiestas, pueden sentirse relegados o incluso bastante asustados. Por esto, si se tiene una mascota se debe evitar hacerle pasar malos ratos, otorgándole mayor atención ya que disponemos de más tiempo para quedarnos en casa. Si bien, se hace difícil, es bueno hacerlo participe de las celebraciones, ya sea comprándole un divertido trajecito acorde con las fiestas, para que se sienta el centro de la atención; o algún juguete.
Por otra parte, debemos evitar exponerlos a ruidos fuertes, debido a la alta sensibilidad de su sentido del oído. Los ruidos fuertes o explosiones provocadas por fuegos artificiales o pirotecnia, pueden ser motivo más que suficiente para que las mascotas se descontrolen y les de un ataque de pánico que hará que manifiesten conductas no habituales en ellos, como huir y esconderse, volverse agresivos, miedo y temblor, etc. Si no hay forma de evitar exponer a nuestra mascota a estos ruidos, es recomendable tenerlos  en una habitación donde se sientan confortables. Ellos por instinto buscaran su lugar favorito para esconderse, y puede ser que elijan la habitación equivocada; pero, tenemos que entender que están muy asustados y permitirles esconderse donde se sientan más seguros. Otras opciones para evitar el pánico provocado por estos ruidos fuertes, es ponerles música, prender la radio o la televisión para distraerlos; además de dejar cerca su alimento y agua.

Otra situación por la que generalmente tienen que pasar las mascotas en estas fechas, son los viajes por vacaciones de sus dueños. Aunque algunos viajan con sus mascotas, y puede ser que algunos animales, como los perros, tengan mayor facilidad para aceptar los viajes; hay otros como los gatos a los que los traslados pueden provocarles mucho estrés y más aún tener que habitar una casa extraña. Por lo tanto, se debe calcular bien los pros y los contras de llevar a la mascota al viaje, en algunos casos, es preferible dejarlas en casa, al cuidado de alguna persona de confianza (en especial a los gatos). O, incluso optar por llevarlos a una residencia u hotel para mascotas, o algún servicio de cuidadores de mascotas como Petandnet. Finalmente, recordar que no debemos provocarles problemas estomacales dándoles la comida dulce, o demasiado grasosa que consumimos en estos días. Es preferible comprarles alimento especial para el tipo de mascota que tengamos, si queremos darles algo diferente en las fiestas. Foto vía: Facilisimo

Comments

Popular posts from this blog

Beneficios de utilizar calderas Saunier Duval

Viajar a Nueva Zelanda

Overbooking