Wednesday, July 13, 2016

Fondos Buitre en España

Hablar de fondos buitre, es hacer referencia a lo que se conoce en Hispanoamérica con el nombre de holdout, estamos hablando de un fondo de capital de riesgo o también como fondo de inversión libre que hace que se invierta una deuda pública de alguna identidad que considera que la quiebra está muy cercana.

El modus operandi que tienen los fondos buitre, es algo que consiste simple y sencillamente en comprar en el mercado de deuda de diversos Estados y empresas que ya están por irse a la quiebra, lo más normal es que se haga al 20% o al 30% del valor nominal que tienen y posteriormente se debe de litigar o hacer presión para que se lleve a cabo el pago del 100% del valor.
En palabras más simples, esto se hace por medio de la especulación financiera, en donde los fondos buitre logran comprar títulos de deuda de ciertos países que se encuentran en una situación económica muy difícil, esto lo hacen a un precio muy bajo con la finalidad de posteriormente litigar en foros internacionales y hacer el intento de cobrar la totalidad del valor que puedan llegar a poseer todos estos bonos. Para saber más, puedes encontrar expertos en fondos buitre en http://www.navascusi.com/fondos-buitre/

España
Debido a la crisis financiera muy grave que estallo en España en el año 2008, los fondos buitres están adquiriendo activos a precio de saldo, esto tanto para el Estado Español, como también para cualquier comunidad autónoma y muchísimas entidades del tipo financiero.
Como ejemplo, podemos mencionar que el fondo buitre Cerberus, logro en el mes de febrero del año 2013 hacerse de una cartera de hasta 574 millones de euros, todo esto a través de activos fallidos de particulares y pymes que correspondían al banco Liberbank, esto surgió debido a la fusión de tres distintas cajas de ahorro.





Cambiar o no cambiar los chicos de escuela

Casi todos los padres del mundo en algún momento tienen esta duda por diferentes circunstancias que pueden atravesarse a sus caminos, las cuales pueden tener que ver directamente con ellos, en algunas ocasiones con los niños y en otras incluso con las instituciones y vamos a analizar algunos de los casos en los cuales la respuesta puede ser afirmativa y algunos en los que no.

Los factores fuera de nuestras manos
No es nada raro que hayan familias que tengan que mudarse de domicilio gracias a que alguna de las personas que trabaja obtiene un puesto en otro lugar con mejores prestaciones y salario, en tal caso muchas veces la posibilidad de quedarse solamente por mantener la institución educativa de los niños es algo que no tiene mucho peso, pero mientras los pequeños no hayan pasado demasiado tiempo del mismo entorno no debería preocuparte; por ejemplo si un chico pasó dos o tres años en una guardería infantil en Madrid, a pesar de que sentirá el cambio, está en edad perfecta para socializar y de hecho lo aprendió muy bien en la guardería y vaya donde vaya podrá hacer nuevos amigos.

La frecuencia de la necesidad de cambio
Este es otro punto muy importante y es que aunque los chicos tienen bastante adaptabilidad y hoy en día pueden continuar en contacto con sus antiguos amigos por medio de redes sociales cuando están lo suficientemente grandes, y desde un sitio educativo a otro no es algo que les guste hacer por ejemplo una vez cada año, por lo tanto tienes que analizar qué tan probable es que al menos parte de la familia se quede donde los chicos estudian y sólo quien de verdad necesita mudarse por el trabajo lo haga, aunque también es importante que la familia siempre esté unida.